Notícias del mercado inmobiliario

Ricos de Venezuela, responsables de boom inmobiliario en España

Los precios de las viviendas registraron el mayor aumento entre las ciudades españolas


La economía de su país está arruinada. El hambre es galopante, la inflación vertiginosa; los hospitales no tienen medicamentos. Pero mientras millones de venezolanos luchan por la supervivencia en su patria, otros encontraron un puerto seguro para su dinero del otro lado del Atlántico: el mercado inmobiliario de Madrid.

Durante una caminata por Salamanca, un distrito de alto poder adquisitivo de la capital española, Luis Valle-Taberner, asesor para inversiones inmobiliarias, fue apuntando prácticamente en cada calle un edificio adquirido recientemente por ricos venezolanos.

Los precios de las viviendas en Madrid subieron un 17% el año pasado, el mayor aumento registrado en las ciudades españolas, contribuyendo a elevar el costo de vida de la capital a niveles vistos por última vez en 2007, antes de la explosión de la burbuja de las construcciones en España.

Salamanca está en el centro del boom, en parte gracias a los venezolanos ricos. Según estimaciones de inmobiliarias madrileñas, más de 7 mil apartamentos de lujo de la ciudad pertenecen a venezolanos.

Parte de los recursos es de apaniguados del presidente Nicolás Maduro, pero la gran parte viene de familias que enriquecieron hace décadas.

"Las grandes fortunas de Venezuela siempre estuvieron ligadas entre sí y dependieron de una buena relación con la máquina del Estado", dijo Rolando Seijas, venezolano, fundador de SNB Capital, una empresa de inversiones de Madrid. A diferencia de otros latinoamericanos que hoy invierten en España, añadió: "Aquí somos sobrevivientes, y somos conscientes de que probablemente quemamos los puentes con nuestra patria".

Algunos se convirtieron en emprendedores en España, abrieron servicios de entrega, restaurantes y tiendas.

Andoni Goicoechea abandonó sus estudios de medicina en Venezuela y se mudó a Madrid, donde abrió la Goiko Grill, que actualmente opera 44 restaurantes de Hamburguesas en toda España. En junio, una empresa de private equity adquirió la principal participación accionaria en el negocio, que le rindió un valor de mercado de 150 millones de euros, o cerca de 175 millones de dólares.

"La prioridad para los venezolanos era tener una casa aquí, pero ahora ellos se sienten cómodos en España y operan en todo tipo de emprendimientos,", dijo Valle-Taberner.

En 2017, la familia Cohén, propietaria de una de las mayores empresas inmobiliarias de Venezuela, abrió la Sambil Outlet en las afueras de Madrid, que se define como el mayor Shopping Center de España.

Con la creciente presión internacional sobre Maduro, las autoridades españolas intensificaron sus esfuerzos para monitorear el ingreso de capital venezolano. Es una tarea difícil, según algunos abogados. "Los venezolanos ricos aprendieron desde hacía mucho tiempo que tenían que guardar sus economías en monedas fuertes, preferentemente en cuentas al exterior", dijo Juan Carlos Gutiérrez, un abogado venezolano que se trasladó a Madrid en diciembre del año pasado.

Muchos venezolanos usaron su ascendencia española para solicitar pasaporte español. Varios tienen parientes que huyeron de España en 1939, después de que el general Francisco Franco salió victorioso de la guerra civil; otros, aprovecharon de un programa para descendientes de judíos sefarditas expulsados ​​del país en 1492.

También hay venezolanos entre los principales solicitantes del programa "visados ​​de oro" de España, que concede la residencia a extranjeros que adquieren una propiedad a partir de 500 mil dólares, instituido en 2013 para ayudar a reanimar la economía castigada por la crisis.

Seijas calculó que actualmente viven cerca de 280 mil venezolanos en España, 120 mil de los cuales con ciudadanía española. Él dijo: "Madrid se está convirtiendo para los venezolanos lo que Miami fue otrora para nosotros - y sigue siendo para los cubanos".




Fuente: Estadão

14/08/2018

Últimas notícias